La Lavanda, aromática y terapéutica (parte I)

Artículo visto 3352 veces desde el 02-12-2009

Viendo el interés suscitado por nuestro artículo anterior, esta vez os hablaremos de la Lavanda. Retomamos la sensación que tuvimos con el sésamo y decimos: “cómo podremos vivir sin ella”.

Estudiar las plantas es cogerles cariño una a una. Es volver a la naturaleza, a los orígenes de la sabiduría ancestral, a la infancia, a la botica y remedios caseros de la abuela que con unas friegas y mucho cariño “lo curaba todo”.

Pese a su conocido valor aromático y decorativo, la Lavanda también se utiliza con fines medicinales.
Originaria de Países Mediterráneos, Rusia y Norte de Africa, es una planta semi-arbustiva de hoja perenne, muy aromática y cuyo color varía del verde oscuro al gris plateado. Entre las plantas aromáticas tiene, sin duda, un lugar preferencial. Florece en verano y la recolección para uso medicinal se lleva a cabo entre julio y agosto, generalmente a mano, debiendo secarse inmediatamente, a la sombra y a unos 35º, pana no perder sus cualidades terapéuticas y evitar su fermentación.

Sus componentes alcohólicos. como el “linalol” (de propiedades energizantes), el “geraniol” o el “borneol”, a otras temperaturas se evaporan alterándose la esencia y perdiendo sus principios activos.
También contiene “esteres” (responsables de sus propiedades sedantes) “taninos” (antisépticos, antibacterianos, cicatrizantes, antioxidantes y protectores de la piel).

Existen más de 20 especies de lavandas, aunque la que más prestigio tiene en el mercado es la francesa por ser más rica en acetato de linalol y en Provenza, sur de Francia, existen extensas plantaciones y hasta museos de Lavanda.

Desde el punto de vista medicinal, se aplica como Antiespasmódico, estimulante del estómago (ayuda a expulsar los gases), activador de la circulación, diurético, cicatrizante, antiséptico, bactericida, antiinflamatorio (contusiones, esguinces e incluso acné) o antirreumática.

Terapéuticamente hablando, es un calmante del sistema nervioso muy indicado en casos de Estrés, ansiedad, depresión, insomnio, exámenes, tensiones, exceso de trabajo… (unas gotas de esencia en el baño). También para migrañas y cefaleas (flores en infusión), palpitaciones de origen nervioso o en casos de hipertensión (en infusión con muérdago y hojas de olivo frescas).

Otras tantas bondades son atribuidas a la Lavanda, como combatir el dolor de oídos, la demencia, el dolor ocasionado por la artritis reumatoide o la pérdida repentina del cabello de algunas porciones del cuero cabelludo (masajear con aceite esencial la zona afectada mejora la pérdida en unos meses). Una vez presentada nuestra querida Lavanda, esperaremos al próximo artículo para detallar un poco más respecto a sus aplicaciones en combinación con otras plantas, ya de forma más concreta, y les daremos unos remedios caseros fáciles de hacer para mejorar nuestra salud de una manera económica y natural.

Mientras tanto, esperamos vuestra visita en nuestro Centro Quirosens, donde, como siempre: “Lo importante eres tú ”.

Autor: Patricia Guerrero

Saber más sobre Quirosens Centro de Masajes y Terapias Alternativas

VolverBuscarivas.es © 2010 - Artículos de interés

Directorio de empresas en Rivas Vaciamadrid

Buscador de comercios, profesionales y empresas en Rivas Vaciamadrid - Madrid - (España)

BuscaRivas.es - BuscaRivas.com - Rivas-Futura.es - Rivas-Centro.es - Rivas-Centro.com - Vaciamadrid-Rivas.com

BuscaRivas.es

Intergus.com & Buscarivas.es © 2007-2018 - Politica de privacidad y Protección de Datos